lunes, 10 de febrero de 2014

Dominga, diario de viaje.

Prueba de backstage - Sistema Moda Italia

El 2 de Noviembre partimos rumbo a Milán, Mercedes y yo + un par de valijas conteniendo toda la colección por la que habíamos sido seleccionadas como finalistas de Mittelmoda + una declaración de Interés Cultural expedida por el MEC + algunos grs. de lana, agujas y otros elementos similares.

En mi caso, primera vez en Europa. Iba a ser una visita rápida pero intensa, 6 días en total, de los cuales 3 estarían dedicados exclusivamente a Mittelmoda.

Llegamos al aeropuerto de Malpensa el 3 de Noviembre sobre el medio día. De allí tomamos un bus de 10 Euros que nos dejó en la estación Central de Milán y de ahí un taxi hasta Turro, el barrio donde estaba ubicado nuestro hotel.

Al llegar a la habitación desplegamos todo el cargamento. Todavía había detalles que ajustar en algunas prendas, pero primero teníamos que conocer la ciudad y por supuesto comer algo!

En la recepción del hotel nos explicaron cómo llegar en Metro hasta "Il Duomo". El metro de Milán es amigable, fácil de entender, los tickets se pueden comprar en máquinas que están en cada estación y cuestan 1,5 Euros por un viaje de ida y vuelta.

Llegamos a la estación Duomo luego de 8 paradas rápidas y ya subiendo las escaleras de salida nos sorprendimos con la imagen de la increíble Arquitectura gótica. Dimos algunas vueltas por la plaza, apreciando el edificio de cerca, lo estaban restaurando. Era un poco tarde y las puertas estaban cerradas.

 costado y puerta - Il Duomo
 Il Duomo
detalles - Il Duomo

Recorrimos un poco las calles del centro de Milán y comimos la primera pizza del viaje.

Luego recorrimos la Galleria Vittorio Emanuele II y sus tiendas, sin perder de vista los detalles de los techos y los pisos,  mientras comíamos un gelato. Nos quedamos contentas con el primer pantallazo de Milán, volvimos al Hotel a ajustar detalles de la colección.

Galeria Vittorio Emanuele II - helados Savini

Al otro día nos habíamos propuesto ir a Venecia. Para eso partimos temprano en metro hasta la Estación Central y allí compramos 2 tickets para el tren Frecciabranca (más caro pero más rápido).
No encontramos ningún tren que saliera temprano :(
Llegábamos a Venecia a eso de las 14:00hs y a las 18:30hs volvíamos para Milán, ese tiempo tenía que alcanzar para recorrer la ciudad y lo hicimos rendir.

Llegamos a la estación de Santa Lucía, llovía pero no nos importó ni un poquito. Mer se compró un paraguas por 4 Euros. Yo -precavida- había viajado con el mío desde Montevideo.
Empezamos a caminar recorriendo la ciudad rumbo a piazza San Marco, las calles, las casitas, los comercios, los caminos, los canales... todo me transportaba a un cuento, a otra época.

 caminos y canales - Venecia
 caminos y paragüas - Venecia
 canales y góndolas - Venecia
 detalles - Venecia
tiendas y gastronomía - Venecia

Sin prisa pero sin pausa fuimos avanzando en el trayecto, solamente teníamos que seguir los carteles que decían "Per Rialto" pensamos que era más cerca pero nos llevó casi 2 horas llegar hasta la plaza. Una vez ahí disfrutamos del paisaje y entramos a conocer la Basilica de San Marcos.

 Basilica de San Marcos - Venecia
Basiliaca de San Marcos - Venecia - detalles

Ya eran las 16hs, teníamos que volver a la estación de Santa Lucía, elegimos el Vaporetto, y no nos arrepentimos porque nos dio una perspectiva distinta de la ciudad y fue de lo más disfrutable. Llegamos a la estación con suficiente tiempo para almorzar/cenar en un lindo restaurant con vista al Canale Scomenzera, antes de tomarnos el tren de vuelta a Milán que tuvo problemas. Estuvimos mucho tiempo parados y el viaje que debía durar 2 horas y media nos llevó más de 5 horas. Aprovechamos para dormir y para adelantar un poco el esterillado de una de las fajas de la colección que aún nos faltaba terminar (si, habíamos llevado trabajo para hacer en el viaje). Llegamos al hotel cerca de la 1 de la mañana.

 Vaporetto
Vistas desde el Vaporetto

5 de Noviembre, teníamos hasta las 17hs para entregar la colección en las oficinas de Sistema Moda Italia.
Dedicamos la mañana a planchar algunas de las prendas y ajustar detalles. Almorzamos en una pizzería frente al hotel. La chica que atendía el lugar era rumana y hablaba perfectamente además de rumano, ingles, italiano y español! Las pizzas tenían forma de corazón!!!

Pizza corazón

Llegamos pasado el medio día a SMI y vimos cara a cara, por primera vez, a algunos de los otros diseñadores que ya estaban allí, nos dimos cuenta que muchos estaban alojados en el mismo hotel que nosotras. Uno a uno fueron abriendo sus valijas, presentando las diferentes colecciones en los percheros y pasando a las habitaciones donde los equipos de backstage esperaban para recibir indicaciones. Nos dio la impresión de que la mayoría de los diseñadores ya tenían clara la operativa de esta instancia... (quizás era algo que ya conocían de sus respectivas escuelas) Nos sentimos un poco "sudacas" por momentos. Aguardamos nuestro turno, fuimos casi las últimas.

Al otro día era la presentación ante el jurado, una de las instancias más importantes del concurso. Estuvimos preparando el speach desde la noche anterior, continuando a la mañana. Teníamos solo 10 minutos para explicar en inglés a un panel de más de 20 personas, los detalles más importantes de Dominga.
Le dimos varias vueltas al texto hasta que estuvimos convencidas, lo dividimos y nos pusimos a practicar. Al medio día partimos hacia Sistema Moda Italia.

La primera actividad del día era la prueba de backstage, que fue un momento bastante tenso. Al probarle las pendas a las modelos descubrimos que les quedaba todo grande! A pesar de que nos habíamos basado en las medidas de talle 40-42 requeridas en las bases del concurso, tuvimos que encontrar la forma de ajustar las prendas en el momento y a pocas horas antes de la reunión con el jurado, que era esa misma tarde.

Luego del stress inicial pusimos manos a la obra y resolvimos el problema ajustando varias de las cinturas. El hecho de trabajar con fieltro al corte facilitó la tarea, cortamos algunos fieltros, corrimos algunos botones y todo se veía mejor para la segunda prueba, justo a tiempo para la instancia con el jurado.

Dominga ante el jurado

La presentación con el jurado era en el mismo orden del desfile, Dominga iba cuarta.
Entramos al salón atrás de las seis modelos vestidas con la colección, para encontrarnos frente a una larga mesa con más de 20 personas, entre ellos Matteo Marzotto, Beppe Modenese, Elio Fiorucci y directores de marcas internacionales como Benetton y Furla, entre otros.
Los nervios estaban en su punto máximo. Empezamos a hablar sobre la lana, sobre como Uruguay era uno de los principales exportadores de esta fibra a nivel internacional. Hablamos de la calidad de nuestras lanas y de cómo las ovejas son criadas de forma sustentable, a cielo abierto, comiendo pasturas naturales. Comenzamos a explicar cómo habíamos trabajado con los afieltrados y técnicas artesanales partiendo de la lana en tops, luego seguimos hablando de cómo habíamos realizado las diferentes texturas y cómo la morfología de las prendas estaba ligada a la figura del Gaucho... No tuvimos tiempo de terminar nuestra presentación pero salimos contentas, con la satisfacción de que lo más importante estaba dicho y de que la parte más difícil ya había pasado.

Lo bueno de haber sido las cuartas de 26 colecciones fue poder apreciar sin tensión la entrada del resto a la presentación con el jurado. Algunos de los trabajos nos parecieron muy interesantes.

Colecciones de Ryuya OHISHI & Kazu MINAKATA, Matija COP y Baasandelger BATBEKH


Al finalizar la instancia de presentación hubo un pequeño brindis que nos sirvió para compartir un momento distendido con los otros diseñadores. Incluso compartimos una cena muy divertida más tarde con algunos de ellos. Nos preguntaban muchas cosas de Uruguay, siendo las únicas representantes de Latinoamérica en el concurso y casi las únicas que habían estudiado fuera de Europa, nos sentimos muy exóticas.

Los Designers :)

Llegó el 7 de Noviembre, ya más relajadas luego de la presentación con el jurado pero expectantes por lo que iba a pasar esa noche en el desfile, cierre del evento donde se iban a anunciar a los ganadores del concurso.

ensayo general Mittelmoda

Llegamos temprano a la locación para el ensayo general. Hasta ese momento no teníamos idea cómo era el lugar donde se iba a realizar el show. Nos impactó la magnitud del evento, la pasarela, la iluminación, la cantidad de sillas, el espacio. Durante el ensayo todo salió bastante bien. Nos ubicamos en el lugar asignado para los diseñadores. Por primera vez en un desfile propio no íbamos a estar en el backstage ajustando detalles antes de las pasadas, sino como espectadoras, lo cual era un poco raro pero divertido también. El tiempo fue transcurriendo, el salón empezó a llenarse de público y finalmente comenzó el desfile.

comienza el show
Colecciones de: Virginia BURLINARyuya OHISHI & Kazu MINAKATA, Jennifer BELTON y Matija COP

Ya desde que salió la primera colección a escena lo sentimos, había llegado el momento. Estábamos ahí y eso era por lo que habíamos trabajado tantos meses. El enorme esfuerzo y sacrificio valía la pena. Finalmente estábamos ahí para ver a Dominga formar parte de un concurso internacional en Milán, compitiendo contra colecciones increíbles de diseñadores provenientes de las mejores escuelas europeas. Fue impagable ver a las 6 prendas juntas desfilando, monocromáticas y monomatéricas, cargadas de textura, impactaban. Veíamos la colección mientas pasaba  pero mirábamos también la cara del público, queríamos estar en todos los detalles, no perdernos de nada. Fue un momento de realización total, Dominga estaba al nivel y no podíamos estar más orgullosas.

Dominga en la pasarela de Mittelmoda

Fueron pasando cada una de las colecciones hasta el final. Se cerraba una etapa de Dominga. Los nervios crecían a medida que comenzaba la instancia de premiación, queríamos un reconocimiento al trabajo que habíamos realizado, pero éramos conscientes de que no era fácil y que ya estar ahí era un premio en si mismo. Todo pasó rápido, en un momento dijeron nuestros nombres, subimos al escenario, recorrimos la pasarela junto a una de las modelos mientas el público nos aplaudía. Salimos de escena, en el backstage también nos aplaudieron y felicitaron. Al terminar el show muchos de los otros diseñadores también se acercaron a felicitarnos y tuvimos la posibilidad de intercambiar comentarios de las diferentes colecciones y hablar con más libertad ya terminada la competencia. Este fue uno de los momentos más lindos, donde sentimos nuestro trabajo reconocido por los pares y donde pudimos felicitarlos por los increíbles trabajos que algunos de ellos habían realizado. Fue una instancia enriquecedora hablar con los autores de aquellas colecciones increíbles y poder intercambiar sobre su visión del diseño y que a su vez estuvieran interesados en conocer más sobre Dominga. La noche se cerró con un brindis.


Recibiendo nuestro premio
Final del show

El día 8 de Noviembre fue de relax, habiendo pasado los momentos más tensos del viaje nos dedicamos a recorrer los lugares de Milán que aún no habíamos tenido tiempo de ver. Nos transformamos nuevamente en turistas, como al comienzo del viaje y visitamos Il Duomo desde adentro a la mañana, varios museos y otros sítios históricos como el Castello Sforzesco (emoción de estar por primera vez en un castillo!).
A la tarde fuimos a conocer el cuadrilátero de la moda, donde están las tiendas de lujo de las marcas más importantes de todo el mundo, sobredosis de moda.

Castello Sforzesco

Cuadrilátero de la Moda

Llegó el último día! Mercedes se fue temprano junto a su familia que había viajado para acompañarla e iban a seguir recorriendo Italia. Yo volvía esa tarde para Montevideo.
Para aprovechar el día al máximo me fui bien temprano al centro, visité el Teatro Alla Scala y otros museos y callecitas preciosas del centro de la ciudad.

calles de Milán

Finalmente regresé al hotel a buscar las cosas para ir al aeropuerto no sin antes almorzar la última pizza del viaje y tomarme el último gelato. Me quedé con ganas de conocer mucho más de Italia. No faltará oportunidad.

Fin





lunes, 13 de enero de 2014

Dominga ganadora del Dinamica® "Eco Chic Award" en Mittelmoda.

Producción de la colección Dominga que desarrollamos junto a Mercedes Arocena, ganadora del premio Dinamica® "Eco Chic Award" en Mittelmoda, Milán, Italia.


Fotografía | SANTIAGO EPSTEIN / DOMINOwww.domino.com.uy
Modelo | STEFFI RAUHUT
Post | MARIA PEREZ / RAW www.raw.com.uy
Maquillaje | ANA SUAREZ
Peinado | DIEGO ALFONSO

Dominga es el resultado de un proceso de investigación experimental que parte de la lana, una fibra natural, sustentable y cálida que forma parte de nuestra historia y nuestra cultura.

Nos planteamos intervenir lo más posible en el proceso de transformación de la materia prima hasta el producto final. Partimos de la fibra de lana lavada y peinada y la fuimos transformando en telas, texturas y prendas a través de diferentes técnicas de afieltrado.

La inspiración de la colección está vinculada al Uruguay rural y a la historia de nuestro país. Reinterpretamos la figura del gaucho, su prestancia, y sus prendas características como el poncho, la ruana y el chiripá.
Cada paso fue realizado a mano, buscando revalorizar técnicas artesanales como: el afieltrado, bordados, diferentes costuras a mano, y técnicas como la guasquería, que se convirtió en una parte fundamental de la colección.













MUCHAS GRACIAS A:
LANAS TRINIDAD por los tops de lana merino fundamentales para desarrollar este proyecto | MANOS DEL URUGUAY y sus artesanas por colaborar con la realización de los fieltros base para las prendas | ANDRES & MINERVA por desarrollar los accesorios de guampa | GUASQUERÍA ACUÑA por las enseñanzas | I & B CALZADOS Y CAROLINA BERCOWICZ por desarrollar el calzado de Dominga en tiempo record | MARIA MALLET, VALENTINA PÉREZ, MERCEDES CARO, EILEEN O´NEILL y especialmente a FIRORELLA GAGLIARDINI por multiplicar nuestras manos | RAFAEL GALLINAL, SABRINA PEREZ, VALENTINA BARREIRO Y LUCRECIA DE LEON por la ayuda incondicional | EUCD por el apoyo de siempre | y muy especialmente a NUESTRAS FAMILIAS y a JAVI por apoyarnos durante todo este proceso. Sin ustedes Dominga no sería posible :)


martes, 8 de octubre de 2013

Dominga finalista de Mittelmoda

Hace tiempo que venimos desarrollando este proyecto con Mercedes Arocena.
Ya habíamos realizado juntas nuestra tesis de egreso del Centro de Diseño Industrial (hoy EUCD) y desde entonces teníamos ganas de volver a trabajar como equipo.

Comenzamos a reunirnos los Domingos para hacer "algo" juntas sin tener del todo claro que camino tomar. Era el único día que teníamos libre, nuestro día de descanso y no dudamos en utilizarlo para comenzar a delinear este proyecto. El objetivo era presentarlo a un concurso internacional de diseño.

 Lo primero que definimos fue que queríamos trabajar con Lana, un material que forma parte de la identidad y la cultura de nuestro país; fácil de conseguir, de muy buena calidad y con características sustentables.

Desde que trabajo en Manos del Uruguay la lana forma parte de mi vida cotidiana y me gustaba la idea de profundizar en algunos aspectos del material que no tengo la oportunidad de trabajar en el día a día.
El primer paso fue conseguir algunos kg de esta fibra en Tops (ya lavada y peinada) y comenzar a experimentar. El proceso nos fue llevando por el lado de los afieltrados, esa capacidad increíble que tiene la lana de formar una tela no tejida a partir de la fibra misma sin necesidad de utilizar procesos industriales.


La primera limitante con la que nos encontramos fue que el fieltro tiende a generar superficies planas y nosotros queríamos trabajar con texturas, como lo habíamos hecho anteriormente con Nintai (nuestra tesis de egreso).
Ahí comenzamos a encausar nuestra investigación para ese lado, tanto es así que decidimos trabajar de forma neutra temas como el color, con el fin de que la textura fuera realmente la protagonista y que otros aspectos no desviaran el curso de nuestra experimentación. Otro aspecto a profundizar con el fieltro fue el tema de la precisión. Desde Nintai veníamos trabajando con la matemática y las figuras geométricas por lo que queríamos hacer algo controlado y preciso. Con el fieltro es difícil lograr precisión porque los porcentajes de encogimiento son variables al utilizar la técnica de forma artesanal, pero logramos encontrarle la vuelta.

Pasaron meses y el proyecto fue avanzando. Se trabajó con elementos inspiracionales provenientes de la campaña, trabajamos con la figura del Gaucho y su contexto. Quisimos al mismo tiempo revalorizar técnicas artesanales y olvidadas como la Guasquería - técnica de trenzado de tiento - que trasladamos a la lana. Así se fueron definiendo formas, texturas, siluetas....

El resultado es Dominga.



Tengo el sentimiento cada vez más firme de que el verdadero esfuerzo es el camino para lograr lo que uno se propone y nada mejor que Dominga para reforzar esta convicción.

Dominga es hoy finalista del concurso de diseño Mittelmoda y en este momento nos encontramos preparando todo para partir a Milán, Italia en menos de 1 mes a competir con diseñadores de algunas de las escuelas más reconocidas a nivel Internacional.
Ojala podamos volver con algún premio.... pronto más novedades :)




miércoles, 27 de marzo de 2013

El vestido de Tania

El 1/2/13 fue la boda de Tania y Eduardo.


Ese día Tania usó el vestido en el cual veníamos trabajando hacía unos meses,
Tuve la responsabilidad de diseñar por primera vez un vestido de novia real, una experiencia totalmente nueva como diseñadora.


Este es el resultado.



jueves, 14 de junio de 2012

Laurel 2012


"Pinta tu aldea y serás universal"...
En Laurel tenemos la convicción de que la mejor manera de conmover, es hablando desde lo propio, por eso buscamos inspirarnos en nuestro entorno. Le tocó al carnaval, a las aves uruguayas y esta vez,  le llegó el turno a la arquitectura. Así surge la idea de inspirarnos en el Palacio Salvo.

El Salvo es un edificio que no solo es emblemático, sino que además es una caja de sorpresas: Cada vez que se lo observa se descubre algo nuevo: tiene infinitos detalles, mosaicos, molduras.
 Con reminiscencias de los años 20 - década en la que se construye el edificio - pero también con la mirada puesta en la actualidad, se delinean algunas de las formas y recursos de diseño de la colección.

Salvo, está compuesta por dos líneas: Cielos del Salvo, y Suelos del Salvo, cada una integrada por tres conjuntos. "Cielos del Salvo" muestra un equilibrio entre el interior y el exterior del Palacio. Toma como inspiración la rejas de las escaleras interiores  y del exterior toma sus curvas, sus arcos y sus cúpulas. La línea "Suelos del Salvo" se basa en lo geométrico del edificio, centrada en el interior del Salvo; los suelos con diseños geométricos y sus escaleras, en una fina búsqueda por sus más internos vértices y aristas. La paleta de colores, surge de una mixtura entre los colores del adentro y del afuera.

Cada conjunto está bautizado con el nombre de un personaje que ha formado parte de la historia del Salvo: desde"Ángel" y "Lorenzo"  Salvo, los industriales textiles que lo edificaron, hasta "Marcelino" Allende, el primer propietario del lote que soñó con ver un rascacielos erguido en esa esquina.

Trabajamos con una colección por año por lo tanto ésta es solo la primera parte. En primavera- verano, presentaremos mas piezas de esta colección y nuevos colores. Hay que aprovechar cada detalle de este -como dijo Le Corbusier en el 87´- "rascacielos inimaginablemente divertido de Montevideo"